Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Ocho meses

Ayer los bebés, que seguirán llamándose así aunque ya sean grandes, cumplieron ocho meses, tuvieron de regalo una caja de cartón que les sirve para jugar, para destrozar y para dormir sin ningún orden fijo...en realidad es el juguete que más les gusta a los seis...
Lobi relajándose

Apple, de tal palo...

Totó el chico rubio de la casa

Apple con su mamá

Berry llevando al extremo lo de dormir retorcida

Amy tiene un gran corazón

Además brilla con luz propia

¿Dónde está la mosca?

Honey cuidando de que Lobi duerma bien

Por fin un poco de tranquilidad
Es gracioso cómo cada uno reclama atención a su manera, Amy no lo necesita, es la reina de la casa y todos lo tenemos asumido, Totó parece que va a su bola pero cuando le parece viene y se frota contra uno porque le apetece un mimo o se lanza a la carrera provocando para que lo persigas. Lobi tiene su atención personalizada cuando llegamos a casa, los primeros cinco minutos los pasamos en la escalera contándonos mutuamente qué tal el día, de vez en cuando le fastidian los bebés, sobre todo Apple que le quita protagonismo. A la hora de comer Honey suele decidir que es hora de jugar y miaga hasta que se le hace caso y si alguna vez me ve muy pasota se me sube como un loro a la espalda. Apple es el más mimoso de de los tres y también el que tiene más genio, creo que su ideal de felicidad es estar tumbado al lado de su mamá mientras sus hermanas lo lamen y nosotras le damos mimos... Berry es una fuerza explosiva; se fija en todo, su ídolo es Lobi, que para algo es su papá y procura imitarlo, lo cierto es que nunca sabes por donde va a salir...En fin Cat Family:

No hay comentarios:

Publicar un comentario